Masa para Pizzas Casera

Web ID: 775

Porción(es): 4

  • 150 ml de agua
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 350 grs. de harina de fuerza
  • 15 grs. de levadura de panadería (1 cucharada)

Ponemos el agua templada (tibia) en un bol y le añadimos la levadura. Puedes usar levadura deshidratada o levadura fresca, pero debe ser levadura de panadero. Mezcla estos dos ingredientes hasta que se disuelva por completo la levadura.

 Agregamos las dos cucharadas de aceite. Añadimos la sal.

Añadimos la harina poco a poco hasta obtener una masa espesa. Tapamos con un paño de cocina o papel film y dejamos que repose durante 30 minutos.

Transcurrida la media hora, la masa debe haber doblado su tamaño. Ahora, colocamos harina en la superficie de trabajo y vertemos la masa encima. Amasamos durante 10 a 15 minutos. Al principio, la masa es muy pegajosa, agregamos un poco más de harina hasta que no se pegue de las manos. Después de este amasado, la dejamos encima de la mesa de trabajo tapada con el paño de cocina y dejamos que haga un segundo levado. Esta segunda fermentación tardará una hora.

Pasada una hora, puede que un poco antes si la temperatura ambiente es alta, la masa habrá vuelto a doblar su tamaño o volumen.

Ahora, sin amasar, estiramos la masa con un rodillo y la colocamos sobre la bandeja para pizza previamente untada con un poco de aceite y espolvoreado con harina. Estira con las manos la masa, o bien con la ayuda de un vaso a modo de rodillo. Podemos estirarla como hacen los pizzeros haciéndola rodar en el aire, te atreves? Y listo ya puedes rellenar tu pizza y llevarla al horno.

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta