Pabellón Venezolano

Web ID: 629

Porción(es): 8-10

El pabellón venezolano o pabellón criollo es uno de los platos más representativo de la gastronomía en Venezuela. Lleno de colores y sabores variados, posiblemente evoca la unión de las etnias que hicieron y aun hacen vida en ese país. Su ingrediente principal son las caraotas negras acompañadas de arroz, carne mechada y plátano frito.

Arroz:

  • 2 tazas de arroz
  • 4 tazas de agua
  • 1 cebolla mediana cortada en dos
  • 1/2 pimentón (pimiento) rojo o mitad rojo mitad verde
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 de taza de aceite de maiz o el que prefieras

Carne Mechada:

  • 1 kilo de carne de res/ternera (falda, lagarto reina, lomo)
  • 1 cucharada de salsa inglesa
  • 2 tazas de cebolla picadita
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 3 cucharaditas de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 de cucharadita de comino molido
  • 1/2 taza de aceite
  • 1/2 taza de pimentón rojo picado en juliana sin semillas
  • 2 tazas de tomate picadito, sin piel y sin semillas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 de cucharadita de salsa inglesa
  • 2 cucharadas de salsa de tomate

Caraotas:

  • 500 grs. de caraotas negras (frijoles o alubias negras)
  • 1 litro de agua
  • 2 hojas de laurel
  • ½ pimentón (pimiento) rojo mediano
  • 4 ajíes dulces
  • 1 cebolla mediana
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
  • 1 cucharada de comino molido
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hojas de cilantro de monte (culantro, coriandro, cimarrón) y perejil

Tajadas (plátanos fritos):

  • 3 plátanos bien maduros
  • 1/2 taza de aceite

 

Arroz:

Lavamos el arroz utilizando un colador y frotándolo bajo agua corriente hasta que ésta salga transparente. Escurrimos. Ponemos en una olla el agua, la cebolla, el pimentón, el ajo, la sal y el aceite. La llevamos al fuego fuerte, sin tapar y cuando comience a hervir agregamos el arroz, mezclamos, bajamos a fuego mediano y dejamos que se cocine hasta que casi evapore el agua, unos 5-10 minutos. Luego, tapamos la olla, ponemos a fuego muy suave y cocinamos otros 15-20 minutos más o hasta que esté blando, seco y con los granos separados.

Cuando está listo apagamos el fuego, sacamos los trozos de cebolla, el ajo y el pimentón.

Carne mechada:

Cocinamos  la carne con agua a la que hemos agregado 1 diente de ajo entero y un cuarto de la cebolla, cocinamos por 20 minutos si es en olla de presión, de lo contrario dejamos cocinar  hasta que la carne esté blanda, el tiempo dependerá del corte que hayamos utilizado, en todo caso tomará aproximadamente 45 minutos.

Cuando la carne esté lista, sacamos de la olla y dejamos enfriar, reservamos el caldo de carne que hemos obtenido.

Desmechamos  (dividir en finas hebras o mechas) la carne en el mismo sentido de las fibras, conservando hebras no demasiado finas, pero tampoco muy gruesas.

Colocamos en una sartén grande la ½ taza de aceite a fuego alto, agregamos todos los ingredientes del sofrito, primero  la cebolla y el ajo, luego de un par de minutos el pimiento rojo, la sal, la pimienta, el comino y la salsa inglesa. Mezclamos y dejamos que los sabores se combinen por unos 2 ó 3 minutos y agregamos la carne, añadimos ½ taza del caldo que nos sobró cuando cocinamos la carne, seguimos cocinando por 5 minutos más, luego agregamos los tomates. El sofrito en este momento estará un poco más jugoso y con agua por efecto de los tomates, subimos la temperatura a fuego alto, para mantener la textura de sofrito, y darle más sabor a la carne. Revolvemos constantemente para que los ingredientes tomen un poco de sabor más concentrado y un poco tostado.

Después de 5 minutos, agregamos  la salsa de tomate a la carne.

Dejamos reducir, hasta que la salsa se torne más espesa y el caldo se haya reducido a más de la mitad, luego dependiendo de que tan espesa nos guste la salsa, la dejaremos un poco más o menos en la reducción.

Tajadas:

Pelamos los plátanos y los cortamos diagonalmente en tajadas de 1 centímetro de espesor, unas 8 tajadas por cada plátano.

En una sartén grande ponemos el aceite a calentar unos 2 minutos a fuego fuerte y vamos agregando las tajadas. Freímos cada tajada unos 5 minutos en total, hasta dorar por ambos lados.

Sacamos las tajadas, las escurrimos bien y las colocamos sobre papel absorbente para eliminarles el exceso de grasa.

Caraotas:

Seleccionamos las caraotas negras eliminando todas las impurezas, piedritas y granos en mal estado.

En un recipiente grande las lavamos muy bien con agua corriente y desechamos los granos que floten. Dejamos las caraotas cubiertas con agua durante 1 hora o una noche antes de cocinarlas. Una vez pasado el tiempo, quitamos el agua.

Llevamos las caraotas a una olla grande, las cubrimos con agua (aproximadamente 4 cm. por encima de las caraotas), añadimos las hojas de laurel y las cocinamos  medio tapadas, a fuego medio durante una hora y media o hasta que veamos que las caraotas están blandas. Es posible que se forme espuma encima del agua, en ese caso la retiramos con cuidado. Si tienes una olla de presión, cocina durante 45-50 minutos.

Mientras tanto preparamos el sofrito para nuestras caraotas. Lavamos y cortamos en pedazos el pimentón, los ajíes dulces, la cebolla y los dientes de ajo. Los licuamos. Añadimos el aceite de oliva, el comino molido, la sal y la pimienta a tu gusto y seguimos licuando. Colocamos esta preparación en una olla con tapa y sofreímos  durante unos 5-10 minutos a fuego lento. Apagamos el fuego.

Añadimos el sofrito anterior a la olla donde tenemos las caraotas ya cocinadas, añadimos la sal y pimienta al gusto y seguimos la cocción a fuego lento durante 30 minutos más o hasta que el caldo se consuma un poco y la preparación se vea espesa. Cinco minutos antes de finalizar la cocción añadimos el culantro y el perejil, puede ser en rama completa o finamente picado. Si lo agregamos en rama tendremos cuidado de sacarlo antes de servir las caraotas.

Servimos una porción de arroz, al lado una porción de la carne mechada y los plátanos fritos o tajadas.

En comparación con las bananas o cambures, los plátanos son más largos, su cáscara en más gruesa. Las bananas son más dulces por lo que generalmente se comen crudas como postre mientras que los plátanos se suelen cocinar o freir para acompañar platos salados.

En algunas regiones de Venezuela se le agrega un toque de dulce a la preparacion de las caraotas, puede ser azúcar o papelón (panela, piloncillo).

 

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta