Arepa Telita

Web ID: 548

Porción(es): 8-10

La arepa es una expresión nacional, en cualquier ciudad de Venezuela puede encontrarse. Su preparación se remonta a nuestros ancestros indígenas, que sembraron, recolectaron y procesaron el maíz. Es el resultado de una masa hecha de maíz cocido y molido, los indígenas, lo molían entre dos piedras lisas y llanas; actualmente contamos con harina ya procesada y precocida.

Las  características de la arepa varían de una región a otra, sin embargo su preparación y esencia son iguales; las gorditas y abombaditas (abultaditas) se acostumbran a preparar en la región central; grandes, sean fritas ó asadas, usualmente se encuentran en oriente. Se preparan arepas de chicharrón, y arepitas dulces que tienen un ligero sabor anisado, se hacen arepas “peladas” con cenizas, que se encuentran principalmente por el occidente del país. En este caso presentamos las llamadas telitas, típicas de la región andina.

  • 2 tazas y media de agua
  • 2 tazas de harina de maíz precocida
  • 1 cucharadita de sal

Ponemos el agua y la sal en un bol o recipiente, vamos agregando la harina lentamente para que se mezcle sin que queden grumos. Usamos las manos para amasar la harina y el agua hasta crear una masa blanda pero consistente. Amasamos hasta que no tenga grumos y podamos darle vueltas sin que se te pegue en las manos ni en el recipiente.

Para darle forma, hacemos bolas de masa que luego aplastamos hasta  el grosor deseado, formando una especie de hamburguesa bien redondita. Normalmente, quedan de un grosor de aproximadamente un dedo, y con una circunferencia de 7 a 10 centímetros de diámetro. Se pueden hacer arepas pequeñas o grandes según el gusto. En este caso haremos las arepas bien delgaditas pues se trata de las llamadas telita.

Una vez formadas, las cocinamos en una sartén o plancha (budare, aripo, comal) untado con un poco aceite, hasta que se doren por ambos lados. Debemos cocinarlas a fuego bajo para que no se quemen.

Las comemos como acompañante de sopas, guisos; untadas con alguna crema o adornadas con trocitos de jamón, queso o lo que gustes.

Si la masa está demasiado húmeda, añadimos harina poco a poco y continuamos amasando. Si, por el contrario, la masa se vuelve quebradiza o se desprende, añade un poco de agua. Hazlo muy poco a poco hasta que la masa tenga la textura correcta.

En algunos casos esta arepa está hecha con harina de trigo.

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta