Mini Pasteles de Chocolate Blanco con Fresas.

Web ID: 360

Porción(es): 6

La combinación de chocolate con queso le da a estos mini pasteles un sabor exquisito. No necesitan cocción.

Para la base:

  • 70 grs. de galletas tipo María trituradas
  • 30 grs. de mantequilla o margarina

Para los Mini Pasteles

  • 1 tableta de Chocolate Blanco para repostería
  • 200 grs de queso crema blanco para untar
  • 200 ml de nata para montar (crema de leche)
  • 2 hojas de gelatina (1 cucharada si es en polvo)
  • 25 grs de azúcar

Para la decoración:

  • 6 fresas (frutillas) grandes
  • 75 grs. de Chocolate Negro para repostería

De los moldes:

Cortamos 6 tiras de acetato de 22 cms. de largo (papel plástico grueso transparente) .Ponemos alrededor de un molde para emplatar (aros o círculos de acero o aluminio) de 6 cm de diámetro, unimos o sujetamos con cinta adhesiva y retiramos del molde.

Disponemos los moldes en una bandeja cubierta con papel de horno (papel encerado-papel mantequilla)

Mini pasteles:

Fundimos la mantequilla al microondas y mezclamos bien con las galletas trituradas. Vaciamos la mezcla en los moldes y aplanamos poniendo un vaso pequeño dentro del molde. Llevamos la bandeja  a la nevera.

Ponemos  las hojas de gelatina (o el polvo) a hidratar en agua fría unos 10 minutos.

Batimos el queso con el azúcar. Ponemos a calentar en una olla o cacerola a fuego suave, la nata con el chocolate troceado, y  removemos hasta que se funda.

Retiramos  la olla del fuego, y añadimos la gelatina hidratada. Mezclamos  hasta que se disuelva y dejamos enfriar un poco

Vaciamos la mezcla anterior, poco a poco, en la mezcla de queso y azúcar y combinamos hasta que quede todo bien incorporado. Dejamos enfriar un poco, removiendo de vez en cuando.

Sacamos los moldes del congelador y repartimos la crema sobre cada uno. Dejamos en la nevera un mínimo de 5 horas.

Pasado este tiempo, retiramos el acetato de mini pasteles.

Decoración:

Lavamos  y secamos las fresas.

Fundimos el chocolate al baño maría o microondas y dejamos enfriar un poco.

Sumergimos las fresas en el chocolate y las ponemos  encima de los mini pasteles. Con el chocolate restante, decoramos haciendo unas líneas finas con una cuchara o manga pastelera.

Nuevamente los llevamos a la nevera para que el chocolate negro se solidifique.

También puedes decorar con melocotones o tu fruta preferida.

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta