Biscuits (Bizcochos Americanos)

Web ID: 317

Porción(es): 10-12

Pueden disfrutarse como acompañamiento de cualquier comida o abiertos por la mitad y rellenos de lo que prefieras, ya sea dulce o salado.

  • 500 grs. de harina todo uso
  • 4 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 125 grs. de mantequilla fría
  • 1   taza de leche
  • 1 huevo
  • Corteza de limón (opcional)  

En un bol o recipiente colocas la harina, previamente tamizada o cernida, agregas la mantequilla, el polvo de hornear, la sal, el azúcar y la corteza de limón rallada.

Revuelves con cuchara de madera, mezclando todos los ingredientes en seco. Luego haces un círculo en el centro, y allí  añades la leche poco a poco y  haciendo uso de los dedos vas integrando los ingredientes.

No se debe golpear ni amasar la pasta, ya que debe quedar suave y muy esponjosa. En una superficie plana y bien enharinada, se extiende la pasta, con mucha suavidad y siempre con los dedos, hasta dejarla de unos 2 centímetros de grosor.

Utiliza un cortador de galletas redondo para cortar los biscuits, en círculos de 5 cm (2 pulgadas) de diámetro. Primero enharina el cortador de galletas para que no se pegue. Traslada los biscuits cortados a tu bandeja para hornear y deja al menos 2,5 cm (1 pulgada) de espacio entre cada uno para que la cocción sea uniforme. Se barnizan con el huevo y se hornean a 235°C por 10-12 minutos, deberán quedar ligeramente dorados.

Terminado el tiempo necesario, retira tus biscuits del horno y déjalos reposar por 5 minutos para posteriormente pasarlos a una rejilla. Los puedes comer calientes o fríos.

 

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta