Cupcakes de Vainilla con Crema de Mantequilla

Web ID: 642

Porción(es): 12

El Cupcake es parecido a una  magdalena o ponqué  con infinidad de posibles preparaciones, cuya parte superior se decora con ingredientes muy coloridos y llamativos. 

La Buttercream o Crema de Mantequilla es una crema empleada en repostería, sobre todo para decorar  o rellenar tartas o pasteles.  Actualmente se usa muy a menudo para decorar los cupcakes.

Base:

  • 165 gramos de harina de repostería
  • 165 gramos de mantequilla o margarina sin sal a temperatura ambiente
  • 165 gramos de azúcar
  • 15 ml de esencia de vainilla (3 cucharadas)
  • 50 ml de leche
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 3 huevos medianos


Crema de mantequilla:

  • 225 gramos de mantequilla o margarina sin sal
  • 225 gramos de azúcar glas (azúcar impalpable, nevázucar)
  • 50 ml de leche
  • 1 cucharada  de extracto de vainilla

Adorno:

  • Granas de colores (Lluvia de colores)

Molde y cápsulas (capacillos, envoltorios) para cupcakes.

Base:

Preparamos el molde elegido para hacer los cupcakes, colocándole  los envoltorios o cápsulas (capacillos) que posteriormente rellenaremos.

Precalentamos el horno a 180°C (350°F).

Tamizamos la harina de trigo junto con el polvo de hornear.

En el bol o recipiente donde  vayamos a preparar la base, colocamos la mantequilla y comenzamos a batir, Agregamos a continuación el azúcar, poco a poco y continuamos batiendo hasta obtener una mezcla cremosa.

En otro bol echamos los huevos y los batimos un poco, no demasiado, lo suficiente como para que las yemas queden extendidas, vertemos los huevos a la mezcla anterior y mezclamos hasta integrar bien a la crema.  

Luego añadimos la harina poco a poco, seguidamente  la esencia de vainilla y finalmente la leche, todo esto sin dejar de batir todo hasta que la masa quede perfecta, es decir, suave y manejable.

Rellenamos las cápsulas de Cupcakes que previamente teníamos preparadas, intentando que quede sobre un tercio del volumen libre para cuando la masa suba con el horneado.

Metemos la bandeja en el horno, y dejamos a 180ºC unos 20 minutos, un par de minutos antes del tiempo estimado, pinchamos el interior de un Cupcake para ver si está bien hecho por dentro. Si el palillo u objeto empleado para pinchar sale limpio es que ya está listo.

Cuando los saquemos, debemos dejarlos reposar unos 5 minutos, para que se enfríen y podamos desmoldarlos bien, para adornarlos posteriormente.

Crema de Mantequilla:

Utilizamos una batidora o amasadora de varillas, en su recipiente echamos el azúcar glas, le añadimos la mantequilla, la leche y la esencia de vainilla, y comenzamos a batirlo todo a temperatura lenta, para que vayan los ingredientes formando una pasta homogénea.

Cuando veamos que se comienzan a integrar todos, podemos batir durante algunos minutos a velocidad media, hasta que veamos que se forma una masa de aspecto cremoso y sin grumos, lo que nos indica que nuestra crema está lista.

Montaje:

Echamos la crema en una manga pastelera, con la boquilla que queramos emplear para adornar nuestras Cupcakes, y comenzamos a cubrirlos con la crema de mantequilla. Normalmente comenzamos desde el centro y luego ir haciendo círculos hasta llegar al borde, pero cada uno puede hacerlo como más le guste. Y para finalizar podemos emplear cualquier adorno adicional, de los muchos que se pueden encontrar en sitios especializados en repostería creativa. En este caso utilizamos granas de colores.

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta