Patatas Fileteadas (Hasselback)

Web ID: 533

Porción(es): 1

El origen de esta guarnición se remonta al año 1700 y su nombre deriva de Hasselbacken, un restaurante de Estocolmo que las servía en su menú. Se convirtió primero en una de las preparaciones con patata más famosas entre la gente de Estocolmo y Suecia, para luego extenderse a muchos hogares y restaurantes de todo el mundo.

  • Patatas (papas) cantidad necesaria
  • Sal y pimienta al gusto
  • Mantequilla al gusto
  • Hierbas aromáticas y especias al gusto

Lavamos bien las patatas (trata de que sean lo más uniformes posibles en cuanto a forma), sin pelar, cortamos las rebanadas, sin llegar a cortar al 100% cada rodaja. El truco consiste en no cortar las rodajas de patata del todo y que nos quede una especie de acordeón. Podemos introducir algún elemento en la base para que haga de tope.

Abrimos un poco el acordeón y salpimentamos.

Colocamos en un molde de horno con un chorrito de aceite y encendemos el horno.

Luego untamos con mantequilla y echamos las hierbas aromáticas que más nos gusten, puede ser romero, albahaca, orégano, tomillo ajo deshidratado, etc.

Horneamos durante 15 minutos, hasta que estén tiernas.

El relleno lo puedes hacer con lo que tengas en casa (rebanadas de jamón, de tocino, de queso...), siempre recordando usar un medio graso como es la mantequilla o el aceite de oliva, para que queden más crujientes, la sal y las especias para darle ese toque personal que tanto nos gusta en la cocina.

Para cortar las patatas bien al estilo hasselback sin que cortes completamente las rebanadas: puedes apoyar la patata sobre una cuchara grande, sobre dos palitos chinos o varillas o bien atravesar la patata con una brocheta lo más cerca de la base, así hará de “tope”. No te olvides de retirarla antes de rellenar.

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta