Bombones de Chocolate Blanco y Negro con Nueces

Web ID: 109

Porción(es): 24

  • 150 gramos de chocolate cobertura blanco
  • 150 gramos de chocolate cobertura negro semiamargo
  • Trozos de nueces cantidad necesaria

La temperatura ideal para hacer bombones es 20º. No debería hacer ni mucho calor ni mucho frío. Las temperaturas extremas afectan el chocolate impidiendo que salgan bien. Lo ideal es trabajar con chocolate en un ambiente con aire acondicionado, la estabilidad de la temperatura nos permite trabajar el chocolate más cómodamente. 

Preparar los moldes. Si son de plástico se les repasa con un algodón seco o con un algodón mojado en alcohol. Nos aseguramos que el molde esté bien limpio y transparente para que los bombones salgan con brillo. Si los moldes son de material antiadherente se les repasa con un algodón seco.

Picar el chocolate blanco y el chocolate negro por separado. Colocar cada uno en recipientes distintos. Aparte, utilizar dos cacerolas chicas y agregarle algo de agua.  Llevar al fuego y dejar hasta que rompa hervor. Apagar el fuego y colocar sobre cada una de las cacerolas, un recipiente con el chocolate picado.

El recipiente debe encajar justo en la cacerola para que no salga nada de vapor que pueda afectar al chocolate.

El fondo del recipiente que contiene el chocolate no debe tocar el agua. Dejar unos minutos o hasta que empiece a derretirse.

Se retira el recipiente con el chocolate y se mezcla continuamente hasta que esté totalmente derretido.

Se espera unos minutos para que el chocolate enfríe un poco.

Apoyamos en una mano el molde de bombones que vamos a utilizar. Con la otra mano vamos sacando con una cuchara chica un poco de chocolate blanco y apenas cubrimos el fondo de todos los moldes.

Llevamos el molde a la heladera por 5 o 10 minutos, no más. Se retira y se vuelve a repetir la operación con chocolate negro. Antes de llevar a la heladera le colocamos en el centro un trozo de nuez pelada.

Llevamos a la heladera por 5 o 10 minutos y volvemos a repetir con chocolate blanco.  Así continuamos hasta llenar el molde.

Una vez que el chocolate está bien firme lo retiramos de la heladera y damos vuelta el molde sobre el papel blanco. Si el molde es de plástico y alguno de los bombones no salió o le cuesta desprenderse, se toma el molde con ambas manos y se golpea enérgicamente contra el papel blanco hasta que salgan.

Si empleamos moldes antiadherente vamos sacando de a uno los bombones presionando con los dedos la base hasta que salgan. 

Los bombones una vez que el chocolate está firme, salen fácilmente del molde. Estos bombones quedan originales por las distintas capas de colores que los hacen vistosos.

Para conservarlos se guardan en cajas con papel celofán y se cierran herméticas. Se conservan en un lugar oscuro y fresco durante aproximadamente 1 mes.

¿Algún inconveniente con la receta? Reportar Receta